"Antes de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu casa". (Proverbio chino)


Hogares verdes es una iniciativa dirigida a personas preocupadas por el impacto ambiental y social de sus decisiones y hábitos cotidianos que promueve el autocontrol en el consumo doméstico de agua y energía, propone medidas y comportamientos ahorradores y fomenta una compra más ética y más ecológica



miércoles, 22 de mayo de 2013

Menos carne: cinco argumentos y una propuesta sencilla

“Nada beneficiará tanto la salud humana e incrementará las posibilidades de supervivencia de la vida sobre la Tierra, como la evolución hacia una dieta vegetariana”

Albert Einstein
 
Argumento 1. Salud: de acuerdo con la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, el nivel de consumo de carne en España dobla el recomendado por los nutricionistas. El exceso de carne en la dieta ha sido relacionado con el riesgo de padecer diversas enfermedades, mientras que las dietas ricas en frutas y verduras reducen el riesgo de actividades cardiovasculares y diabetes.
 
Argumento 2. Economía: la carne es la partida más importante de la cesta de la compra española desde el punto de vista del gasto. Durante el año 2009 cada español consumió 50 Kg de carne o productos cárnicos, en los que gastó de media 328 €. Esta cifra representa el 20% del gasto alimentario.
 
Argumento 3. Solidaridad: El 40% de de las provisiones globales de grano se usan para alimentar animales con los que producir carne; es decir, 650 millones de toneladas de grano, cantidad equivalente a las necesidades anuales de calorías de más de 3.500 millones de personas. 
 
Argumento 4. Medio ambiente: la producción de un kilo de carne requiere hasta 20.000 litros de agua. Además, la ganadería intensiva es una importante fuente de contaminación del agua. 
 
Argumento 5. Freno al cambio climático: Según la FAO, la producción de carne se encuentra relacionada directamente con la generación del 18% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero, incluyendo las emisiones procedentes de la deforestación de ecosistemas primarios provocada por la ganadería intensiva para producir pastos, el transporte de la carne y la producción industrial del alimento.
 
En un reciente post - comportamientos para frenar el cambio climático: la dieta - dábamos cuenta de un estudio realizado por encargo de la comisión Europea en el que se estimaba a que una dieta con menos proteínas animales podría suponer un ahorro para el conjunto de la UE de 50 Mt de CO2. En ese mismo estudio se concluía que el cambio de dieta es la opción de cambio personal que más reduciría las emisiones en el conjunto del la Unión Europea.
 
La propuesta: un día (a la semana) sin carne
 
Un grupo de organizaciones de salud pública de los Estados Unidos lanzó recientemente la iniciativa “Lunes sin carne”; Acabamos este post reproduciendo su llamamiento:
 
"No te estamos pidiendo que te hagas vegetariano o que te conviertas en abogado de los derechos de los animales, simplemente que tomes el compromiso de no comer carne una vez a la semana. Ninguna otra acción resultará tan simple y tan poderosa para hacer algo por el planeta”.

1 comentario:

  1. Anónimo7:39 p. m.

    Me ha gustado mucho este post, muy esclarecedor

    ResponderEliminar